guia-para-afrontar-una-entrevista-de-trabajo

Cómo prepararse para una entrevista de trabajo

Ser entrevistado para ocupar una vacante genera nervios y temores, pues es el momento en el que el reclutador evalúa tu potencial para formar parte de su organización. Los siguientes 10 consejos te ayudarán a estar confiado en obtener el trabajo que buscas. 

  1. Prepara tus puntos clave.

La única manera de distinguirte de los demás candidatos a la vacante es dar a conocer tus competencias laborales. Por eso, antes de la entrevista prepárate, piensa en qué eres bueno profesionalmente y cómo lograste destacar en tus funciones anteriores. 

  1. Investiga a la compañía.

Averigua toda la información necesaria sobre la empresa: historia, noticias, competencia directa, objetivos y valores. Los candidatos que llegan a las entrevistas sin preparación demuestran poco interés por la compañía a la que quieren entrar.

  1. Da a conocer tus intereses. 

Tu entrevistador quiere saber quién eres a nivel profesional y personal. Si te gusta la escritura, la fotografía, actividades deportivas, u otro hobbie, menciona estas actividades durante la entrevista. Esto permitirá que el entrevistador empate de mejor forma las habilidades con las que cuentas para la vacante solicitada.

  1. Viste ad hoc al puesto al que estás aplicando.

Dependiendo del trabajo que solicites deberás utilizar una vestimenta en armonía a esa profesión. Existen trabajos que buscan formalidad desde la primera impresión, por lo que usar un traje (en caso de hombres) y un traje sastre (en el caso de las mujeres), es lo más adecuado.

Sin embargo, toma en cuenta que la cultura laboral es diferente en cada empresa, por ello es importante conocer a la empresa para saber cómo vestirte, pero cualquiera que sea el caso, asegúrate que la ropa esté en buen estado y perfectamente planchada. La primera impresión es la que cuenta.

  1. Muéstrate seguro.

En ocasiones, una entrevista laboral puede ser muy estresante, especialmente si se trata de una posición que realmente deseas obtener. Mostrar nerviosismo es un signo natural de emoción, pero también se interpreta como falta de preparación. Antes de comenzar, respira profundamente y sé tú mismo. Al momento de presentarte, sonríe y da un ligero apretón de manos que exprese tu seguridad, sin perder en ningún momento el contacto visual; todos estos elementos generarán empatía y demostrarán interés hacia tu entrevistador.

>>Conoce algunas técnicas de comunicación no verbal para una entrevista laboral<<

  1. Sé respetuoso.

No hay motivo para preocuparte si estás preparado con la suficiente información del puesto al que estás aplicando; además, los entrevistadores suelen evaluar tu nivel de confianza y actitud positiva como activos que permitirán diferenciarte de los demás candidatos. No te muestres impositivo o arrogante, ya que una personalidad de este tipo muestra baja empatía y poca preocupación por el otro.

  1. Mantén actualizado tu currículum.

Asegúrate que esté actualizado con la fecha más reciente y el formato correcto con relación a tu profesión. Un actuario utilizará datos estadísticos; un diseñador requerirá dar a conocer su book de trabajo; una persona con poca experiencia laboral puede colocar los voluntariados en los que ha participado. 

También, apóyate de herramientas digitales para hacer más visible tu CV, sin extenderte más allá de dos cuartillas. Recuerda tener respaldos digitales en PDF y asegurarte que contenga solamente tus trabajos y experiencias más relevantes, con la finalidad de que tus futuros empleadores se percaten de tus logros y resultados destacados.

No olvides llevar un par de copias de tu CV, no importa si los has enviado previamente o dejado (registrado) en el portal de empleo donde estaba la vacante o en el de la empresa misma. Es usual que los reclutadores te pidan una copia física para hacer anotaciones y apoyarse durante la entrevista.

>>Cómo realizar un CV con y sin experiencia laboral<<

  1. Menciona la forma en que mejorarías tus áreas de oportunidad.

Hablar de uno mismo y explicar tus fortalezas son aspectos fundamentales que deberás destacar al momento de conversar con tu entrevistador, pero nadie es bueno en todo, por lo que también deberás mencionar las áreas en las que puedes mejorar, finalizando con el camino que emprenderás para cumplir con esta tarea.

Es común caer en el error de esconder ciertos defectos de forma positiva, como decir “soy perfeccionista”, o “un adicto al trabajo”, o bien, describirte de forma poco concretas y utilizar adjetivos como, motivado, apasionado, creativo, dinámico, estratégico, organizado, por mencionar algunos.

El problema con estos clichés es que pareces poco auténtico, y más que describirte de una forma positiva, provocas desconfianza ante los reclutadores. Este consejo también es recomendable aplicarlo al momento de redactar tu CV. 

  1. Habla de tus objetivos profesionales.

Comparte con el entrevistador las metas que deseas alcanzar en caso de obtener la oportunidad laboral. Esto permitirá reflejar que estás preparado y motivado para continuar con tu crecimiento laboral.

  1. Haz preguntas.

Los entrevistadores son tu primera fuente para ofrecer respuestas a tus inquietudes. Es importante saber que, en caso de no preguntar nada al término o durante tu entrevista, podrás parecer desinteresado. Te sugerimos le preguntes al entrevistador cómo llegó a la empresa, qué aspectos son los que más le gustan, así como algunas sugerencias para alcanzar el éxito en la compañía.

Con estos 10 consejos podrás estar preparado y no mostrar nerviosismo durante la entrevista para el trabajo que deseas, lo que elevará tus posibilidades de alcanzar el puesto y tus metas profesionales.

En Adecco, portal de empleo líder en el mercado laboral, podrás encontrar las vacantes que estás buscando en toda la República Mexicana, con la certeza de que contarás con las prestaciones que marca la ley.

Encuentra el trabajo que deseas

Categorías: Tips para Candidatos