candidatos

Ver categorías >

8 beneficios de la actitud positiva en la productividad laboral

Adecco

19 octubre, 2021 | Consejos para el desarrollo profesional

El pensamiento positivo es una forma de procesar información, afrontar retos y enfrentar los sucesos del día a día con una perspectiva optimista.

Mantener una actitud positiva es algo de lo que se habla mucho actualmente, sin embargo, el realmente llevarlo a cabo no es tan fácil como puede parecer y se trata de una decisión diaria que requiere compromiso y esfuerzo.

Está comprobado que las personas que mantienen una actitud positiva respecto a su trabajo, logran sentirse más motivadas y productivas que las personas que no lo hacen, y por lo tanto, obtienen muchos más beneficios.

En este artículo te contaremos sobre la importancia de tener una actitud mental positiva en el trabajo y los beneficios que experimentarás en tu vida.

Importancia de la actitud positiva en el trabajo

Existen diferencias notables entre las personas que desarrollan una actitud positiva contra las que tienen una actitud negativa en el trabajo.

Las personas que desarrollan una actitud positiva, son personas que tienden a creer más en ellas mismas pero no solo eso, también creen más en las capacidades de sus colaboradoras y colaboradores, lo cual ayuda a trabajar mejor con los demás y encontrar oportunidades en los retos y desafíos que pueden presentarse.

Por otro lado, una actitud negativa reduce la capacidad de toma de decisiones y de encontrar soluciones; en lugar de eso, estas personas se centran únicamente en los obstáculos o las cosas que pudieran salir mal y esto resulta en no lograr un crecimiento pues difícilmente estarán abiertas a la innovación.

Además de cómo te puedes sentir tú respecto a otros individuos, el ser una persona positiva atrae a los demás, lo cual te permite generar relaciones laborales sanas.

Básicamente, tener una actitud positiva crea un círculo virtuoso en el cual mientras mejor actitud tienes, atraes a personas y situaciones que te ayudan a trabajar en un clima laboral positivo y por lo tanto, serás una persona más feliz y productiva.

Beneficios de una actitud positiva

Como podrás darte cuenta, tener una actitud positiva siempre te sumará muchos más beneficios que tener una actitud negativa, y aquí exploraremos en específico cuáles son los ocho más importantes para tu vida personal y profesional:

  1. Desempeño individual. La actitud positiva estimula al cerebro, aumenta los niveles de energía y te mantiene más alerta y concentrada/o, lo cual ayuda a que realices tus tareas en un menor tiempo y tu desempeño sea mejor durante el día.
  2. Bienestar y felicidad. Pensar positivamente reduce el estrés. Por lo tanto, los contratiempos los verás como problemas menores en lugar de que afecten todo tu día. Esto ayudará a que te sientas mucho más optimista, sin deprimirte si surge algún contratiempo, sino pensando claramente y sintiéndote feliz al final del día.
  3. Mejor clima laboral. El pensamiento positivo provoca un ambiente laboral sano y positivo. Por ejemplo, los conflictos se ven como oportunidades de mejorar, la retroalimentación se ve como un regalo por parte de otros para identificar oportunidades de crecimiento y aprender a respetar y comprender a las y  los demás, ayuda a tener más apertura respecto a otras opiniones.
  4. Crecimiento profesional. Pensar positivamente te permite aprender de las demás personas, esforzarte en aprender cosas nuevas y salir de tu zona de confort. Todo esto asegura que crezcas como profesionista y por lo tanto, puedas aspirar a un ascenso laboral.
  5. Estimula la creatividad. Pensar diferente es básico para ser una persona más productiva. Una de las habilidades blandas más importantes en la actualidad es ser creativa/o pues esto asegura que sin importar el problema o situación que se te presente, sabrás enfrentarlo pues no te enfocarás en los obstáculos para lograrlo, sino en cómo resolverlo.
  6. Ambiente colaborativo. Nadie quiere colaborar con una persona que siempre tendrá pretextos o escenarios negativos ante cualquier situación. Sin duda un beneficio automático del pensamiento positivo es que las personas querrán saber tus opiniones, estar cerca de ti y colaborar contigo, pues serás alguien de ayuda y motivación.
  7. Satisfacción en el trabajo. Ya vimos que pensar positivamente, hace que seas más productiva/o y que tengas mejores relaciones laborales. Esto repercutirá en que al final del día, logres una satisfacción personal y profesional sana, que veas las oportunidades como avance en lugar de amenaza y que todo lo que se te presente lo veas como una posibilidad de éxito profesional y crecimiento.
  8. Balance en vida laboral y personal. Definitivamente, tener días más productivos en el trabajo, ayudará a que tengas un buen equilibrio entre tu vida laboral y tu vida personal. Pensar positivamente te permitirá disfrutar de más momentos de relajación y esparcimiento y esto a su vez, ayudará a que el siguiente día te sientas con más energía y con la decisión de triunfar.

¿Quieres más consejos para mejorar como profesional? En nuestro blog encontrarás muchos más contenidos de ayuda ya sea que estés en búsqueda de empleo o que quieras mejorar en tu actual empleo. ¡Visítalo dando clic aquí!

Sube tu CV y deja que te encuentre tu próximo trabajo Subir curriculum >

¿Quieres más artículos como estos?


Recibe nuevos artículos
directo a tu correo

Regístrate gratis