empresas

Ver categorías >

¿El futuro del trabajo es femenino?

El futuro del trabajo es femenino

17 marzo, 2022 | Empresas

Este 8 de marzo conmemoraremos una vez más el Día Internacional de la Mujer, lo que nos invita a reflexionar sobre por qué las mujeres siempre han sido de alguna manera relegadas del ámbito profesional y etiquetadas con ciertos adjetivos que las encasillan en cierto tipo de labores o puestos, que no tienen que ver con el liderazgo o puestos gerenciales y directivos.

La realidad laboral de las mujeres

Aunque es un hecho que año tras año hay avances y cambios en pro de las mujeres en el entorno laboral, aún existen inconsistencias e inequidad que afectan el desarrollo y crecimiento de las mujeres.

Esto se debe en cierta medida, a la creencia de que las mujeres tienen un instinto materno nato, lo cual las hace sensibles o emocionales, características que no son parte de una figura líder, en donde se requiere de mayor autoridad y poder de decisión.

Estos estereotipos siguen siendo parte del pensamiento colectivo, por lo que continúan afectando a las mujeres que desean superarse y crecer profesionalmente.

Las consecuencias de esto son: poca representación femenina en posiciones clave en las empresas, menor remuneración económica y oportunidades de ascenso.

Sin embargo, algunas de estas habilidades blandas son las que podrían ser de mayor utilidad en el mundo laboral y corporativo según la periodista y escritora Silvia Zanella, lo que obligaría a las empresas a replantear los espacios laborales.

¿Las habilidades blandas son el futuro del trabajo?

La autora Silvia Zanella, postula que el tipo de habilidades que se requerirán son aquellas que precisamente las mujeres han desarrollado a gran escala por el rol que en la sociedad han jugado desde varias décadas atrás, y que bien ahora son de gran utilidad trasladarlas al entorno laboral. Ella afirma que a medida que la tecnología y la automatización avancen en las empresas, serán éstas habilidades, las que se requerirán para que las empresas se adapten a un entorno complejo, rápido e incierto.

Y es que las habilidades duras siempre pueden aprenderse y mejorarse, pero las habilidades blandas son destrezas reales que no se adquieren con tanta facilidad, y son las realmente pueden hacer una diferencia al enfrentarse a los retos laborales diarios.

Algunas de las habilidades blandas que se han atribuido más a las mujeres que a los hombres, y que marcan una diferencia clave en el entorno laboral actual, son:

  1. Resolución de problemas y facilidad de comunicación con múltiples interlocutores.
  2. Capacidad para trabajar en equipo.
  3. Inteligencia emocional y comunicación interpersonal.
  4. Habilidades creativas.
  5. Soltura para la negociación.
  6. Generación de confianza entre las y los colaboradores y creación de espacios seguros.

Todas estas, son habilidades que a lo largo de los años se han reconocido en mayor medida en las mujeres, y que son de vital importancia para las empresas, ya que por más tecnología y automatización que exista, jamás serán sustituidas por máquinas o softwares.

Los pasos a seguir para las empresas

Cualquier empresa que desee estar a la vanguardia, reinventarse y sobrevivir a pesar de los cambios, debe saber que la diversidad y la inclusión son aspectos fundamentales, y que las mujeres jugarán un papel crucial en su crecimiento.

Al contratar a más mujeres y sobre todo, ofrecerles puestos gerenciales o directivos, se aseguran algunas cualidades como la empatía, la escucha y la flexibilidad, que marcarán una enorme diferencia en cuanto a cómo se desempeñen los equipos de trabajo.

La cultura organizacional es fundamental para crear cambios en el pensamiento de todas y todos los miembros de una empresa, y el visibilizar problemas de equidad es fundamental para crear conciencia e implementar cambios de fondo en todos los niveles.

Visita nuestro blog para encontrar más artículos relacionados con el futuro del trabajo y las habilidades blandas.