empresas

Ver categorías >

¿Qué es la marca empleadora y cómo crearla?

evp-escencial-reclutamiento-seleccion-personal

20 abril, 2020 | Reclutamiento y outsourcing de personal

La marca empleadora de una empresa hace referencia a la reputación que tiene una organización con sus colaboradores, la cual se transmite afuera de la compañía para posicionarse como un buen lugar para el desarrollo profesional.

Se trata de un concepto estadounidense que inició en la década del 70, pero que con el paso de los años se ha popularizado al tener grandes beneficios en la construcción de una buena cultura laboral.

Objetivos de la marca empleadora

Los principales objetivos de construir una marca empleadora son atraer al mejor talento y generar un mayor compromiso dentro de la empresa, lo que se traduce en productividad y logro de metas, tanto individuales como colectivas.

¿Por qué construir una marca empleadora?

Hoy día, las empresas no sólo compiten por tener el mejor producto o servicio, sino también por crear mejores entornos y culturas que permitan retener al talento y convertirse en la mejor opción durante el proceso de reclutamiento y selección de personal. En este sentido, delinear una estrategia para la construcción de la marca empleadora se convierte en un factor crucial.

Se deben plasmar la misión, la visión, los valores y la cultura de la organización, así como los procesos operativos, la forma de trabajar, el ambiente laboral y el modo de gestionar a los equipos de trabajo.

Beneficios de tener una marca empleadora atractiva

El principal beneficio de contar con una buena marca empleadora es que te ayuda a atraer el talento que buscas, al tiempo que fidelizas y motivas al personal que tienes; por ello, este elemento ayuda a la competitividad y crecimiento de la compañía, ya que refuerza el activo más importante de toda empresa: el capital humano.

Fortalece tu reclutamiento y selección de personal

Según el Corporate Leardership Council, una marca empleadora atractiva puede reducir hasta un 50 por ciento los costos por nueva incorporación, ya que el nuevo talento suele identificarse y comprometerse más con la forma de trabajo y muestra mayor disposición a aprender sus funciones. 

Debido a que la propuesta de valor no está basada únicamente en el sueldo, tus candidatos tomarán en cuenta otros elementos para una decisión; es decir, incluso si no ofreces el sueldo más elevado puedes competir y ganar nuevo talento.

>> Conoce qué es lo que buscan los candidatos en una oferta laboral <<

De igual forma, tu marca empleadora te permite acceder a candidatos que no están en búsqueda activa de empleo, ya que llegarás a ellos gracias a tu presencia y reputación en el mercado.

Ayuda a la retención del talento

Una marca fuerte y bien definida te posicionará como la empresa en la que todos quieren trabajar. De acuerdo con el Corporate Leardership Council, también mejora el grado de fidelización de los nuevos empleados en un 29 por ciento, por lo que el personal suele permanecer más tiempo.

¿Cómo crear una marca empleadora?

Uno de los mejores métodos para crear una sólida marca empleadora es a través del  Employee Value Proposition (EVP) o Propuesta de Valor para el Empleado.

El EVP es el conjunto de beneficios que ofrece una compañía a un colaborador en retorno por su trabajo. Está ligada con la visión de la organización.

Un EVP maximiza la capacidad de una empresa para atraer, motivar y fidelizar a sus colaboradores a través de una combinación de 5 elementos críticos:

  • Compensación
  • Beneficios
  • Conciliación
  • Gestión del desempeño y reconocimiento
  • Desarrollo profesional y oportunidades de carrera

Identifica la fortaleza de tu organización

Para construir una propuesta de valor efectiva en tus procesos de reclutamiento y selección de personal, así como en los esfuerzos para la retención de capital humano, debes identificar los puntos fuertes de tu organización, especialmente aquellos que más valoran los empleados.

Para tener una mejor estructura te recomendamos separar tu propuesta en dos tipos de valores: tangibles e intangibles.

Valores tangibles (monetarios):

  • Salario
  • Fondo de ahorro
  • Vales de despensa
  • Programas para empleados (descuentos y clases de idiomas, por ejemplo)
  • Capacitaciones
  • Seguro médico

Valores intangibles (que no necesariamente se ven reflejados en la nómina):

  • Ambiente laboral
  • Flexibilidad de trabajo (home office, por ejemplo)
  • Oportunidad de crecimiento
  • Días extra de vacaciones
  • Dinámicas laborales

De ser posible, puedes desarrollar un EVP para cada tipo de puesto.

>>>Conoce las mejores prestaciones para retener talento<<<

Evalúa a la competencia

También puedes fijarte en otras empresas que busquen los mismos perfiles que tú y evaluar si lo que comunican es correcto, así como en qué factores puedes diferenciarte de ellos. Recuerda: tu empresa es única y tu propuesta de valor también debe serlo.

Comunicar tu propuesta de valor es parte del trabajo de las agencias de gestión en reclutamiento y selección de personal. En Adecco contamos con estudios y experiencias globales que nos permiten estar actualizados en el mercado laboral y entender las necesidades tanto de candidatos como de empresas. Por ello, nos convertimos en aliado estratégico en las operaciones y crecimiento de las empresas. Contáctanos y pregunta por el servicio que requieres.

¿El reclutamiento de personal te quita mucho tiempo?

Ponte en las manos de unos expertos en RH

Conoce más >

¿Quieres más artículos como estos?


Recibe nuevos artículos
directo a tu correo

Regístrate gratis