como-identificar-colaboradores-que-cambian-trabajo

Colaboradores que cambian de trabajo, ¿síntoma de inestabilidad?

Es un hecho que las nuevas generaciones cambian de trabajo de forma más constante, lo cual representa un dolor de cabeza para las empresas y para los equipos de reclutamiento y selección de personal que en ocasiones deben trabajar el doble, pero, ¿esto realmente es un defecto o puede ser una cualidad positiva para las empresas?

A esta tendencia en Estados Unidos se le ha identificado como job hopper (persona que salta de trabajo en trabajo). Ninguna industria se salva de este nuevo perfil que parece crecer y que implica duplicar los trabajos en reclutamiento y selección de personal. Sin embargo, al identificar las motivaciones o causas de este tipo de colaboradores, se puede sacar provecho para la productividad de cualquier organización.

¿Por qué hay trabajadores que saltan de un trabajo a otro?

Uno de los principales motivadores de las nuevas generaciones, incluso por encima del dinero, es la posibilidad de crecimiento. Por ello, cuando este tipo de colaboradores decide cambiar de trabajo no lo hace sin aviso previo, ya que son conocedores que una clave para el desarrollo profesional es dejar buenas relaciones y armar una buena red laboral que brinde la posibilidad de nuevas oportunidades a futuro.

Esto quiere decir que la falta de estabilidad en un trabajo no es por falta de competencias o irresponsabilidad, sino más bien a que tienen motivos particulares. Uno de los más claros de ellos es el refinar alguna habilidad y superar diversos retos; una vez que lo logran, es momento de cambiar de organización.

Gracias a esta forma de trabajar, la adaptabilidad se presenta como uno de las principales virtudes de este tipo de colaborador, lo cual puede ser positivo ya que un trabajador que ha aprendido a desarrollarse en varios ambientes le costará menos trabajo integrarse, además de que puede aportar algunas de las mejores prácticas que ha visto en otras compañías.

¿Cómo identificar un buen perfil de uno malo?

El no permanecer mucho tiempo en un trabajo para muchas organizaciones continúa siendo una señal de un mal colaborador, pero hay elementos clave para diferenciar a los mejores candidatos.

>>Los errores más comunes al contratar personal<<

La mejor señal de que es un buen colaborador es si en sus experiencias previas fue voluntario el cambio de trabajo. Asimismo, si se muestran abiertos a hablar sobre sus experiencias pasadas y brinda referencias, son indicadores positivos de un colaborador que puede aportar.

También toma en cuenta que en la actualidad lo más común es que la permanencia promedio en un lugar de trabajo es de uno a tres años, por lo que, cualquier cifra inferior a un año es un foco rojo.

¿En qué industrias funciona mejor este tipo de perfil?

Las industrias donde es más común encontrar este tipo de colaboradores son aquellas que se especializan en TI, desarrollo web, medios de comunicación, entretenimiento y educación. Es decir, aquellas industrias donde no se requiera de capacitación o educación a largo plazo, como el sector de medicina, derecho, investigación, por mencionar algunos. 

Alguien que cambia constantemente de trabajo puede sonar algo extraño bajo un esquema tradicional de evaluación de recursos humanos, sin embargo, es una tendencia que va en aumento. Así como los colaboradores se benefician de este tipo de experiencias laborales, las empresas también pueden encontrar beneficios de contar con este tipo de perfiles. 

En Adecco, contamos con estudios sobre las tendencias en el mundo laboral, lo que nos permite evaluar al talento bajo las mejores prácticas de la industria. Nuestro reclutamiento y selección de personal puede ser desde una vacante de perfil operativo hasta perfiles especializados en cualquier industria. 

Contáctanos para asesorarte sobre cómo aplicar las mejores prácticas en atracción de talento de acuerdo a las necesidades de tu organización.  

Nuevo llamado a la acción