Trabaja desde tu casa como si fuese tu oficina

Si en tu oficina te permiten trabajar desde casa, aprovecha la oportunidad y no te distraigas, conoce algunos tips para que no bajes la productividad.

La digitalización nos ha aportado importantes avances tanto en nuestra vida personal como laboral; de hecho, una de las tendencias que más fuerza está cobrando actualmente es el denominado teletrabajo, conocido como las tareas laborales que se realizan desde casa.

Afortunadamente, existen importantes herramientas como Office 365 y Skype que permiten facilitar tu vida profesional; por este motivo, te damos algunos consejos para mantener en alto tu nivel de productividad.

  1. Crea el espacio adecuado. La dificultad de trabajar desde casa es que, al encontrarte en un lugar donde normalmente te relajas y desconectas, puedes distraerte muy fácilmente. Por ello, encontrar en tu propio hogar una zona en la que trabajar cómoda y eficazmente es vital. No nos referimos a que construyas una nueva habitación, pero quizá incluir un pequeño escritorio en tu cuarto sirva de ayuda. Y si lo colocas en una posición en la que no veas la cama, mejor. ¡Así evitarás distracciones y tu productividad no decaerá!
  2. Márcate unos horarios. Al ser tu casa y tu oficina un mismo espacio puedes caer en el error de llegar a estar disponible las 24 horas del día, pero no. Trata de fijarte horarios de trabajo, de forma que cuando llegue la hora de terminar te desconectes completamente hasta el día siguiente.
  3. Descansa. Si en la oficina tienes derecho a un tiempo de descanso, ¿por qué no hacer lo mismo en casa? Date unos minutos para desconectarte entre entrega y entrega. Incluso, puedes sacarle provecho yéndote a comer con algún compañero de trabajo. Desconectarás, socializarás y, quizá, hasta consigas cerrar ese proyecto que tenías pendiente.
  4. Aprovecha la tecnología de Microsoft. Para un mayor aprovechamiento de tu tiempo, nada como contar con Office 365 y Skype, dos herramientas que te permitirán gestionar información y datos eficientemente.

Como puedes ver, hacer de tu hogar tu propia oficina es más fácil de lo que piensas. Tan solo necesitas crear ciertas rutinas de trabajo que generen un impacto positivo en todo lo que hagas.

*Contenido donado por Microsoft México.

modelo-de-tercerizacion-subcontratacion

Categorías: Coaching Empresarial