¿Sabes cómo el outsourcing adquirió mala reputación?

El outsourcing llegó a México para agilizar la gestión del capital humano, sin embargo, personas mal intencionadas desvirtuaron su razón de ser y ahora tiene una fama que no merece. Conoce cómo ocurrió esto.

Durante los últimos 20 años la figura del outsourcing llegó a nuestro país para contribuir a la formalización del empleo y mejorar la gestión del capital humano, pero prácticas desleales como la evasión fiscal o manipulación salarial nublaron su potencial.

El outsourcing consiste en que una empresa identifica que ciertas funciones de su negocio pueden ser ejecutada de mejor forma por otra empresa, y así concentrarse en su principal actividad.  

Estas funciones de la empresa generalmente no forman parte medular de la firma, sin embargo, son necesarias para el buen funcionamiento.

Se ha detectado que algunos despachos promueven esta modalidad para pagar menos impuestos o prestaciones de ley.

Otras prácticas desleales consisten en:

  • Contratar personal, la mayoría sin preparación académica, muy joven o muy adulta, pero laboralmente necesitada y vulnerable, a quienes les ofrecen el salario mínimo por labores de limpieza y mantenimiento, sin darles seguridad social. Esto también aplica en el sector de la construcción o el industrial.


  • Carecen de formalidad ante las autoridades, es decir, constantemente cambian de razón social, domicilio o de estatus ante el fisco.

  • Incurren en prácticas como despidos masivos, o movimientos aleatorios de reingreso y bajas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con el propósito de que los empleados no generen antigüedad.

  • No están adheridas a asociaciones o cámaras que representan al sector.

De acuerdo al informe 2016 de la consultoría Staffing Industry Analysts, existen 900 empresas de outsourcing en nuestro país, y 4.9 millones de mexicanos están contratados por ellas, por eso México ocupa el quinto lugar a nivel América Latina en este rubro.

De esa cifra sólo 150 mil 70 empleados están contratados por las empresas que conforman la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH), que cumplen con lo establecido por la ley laboral.

Ante tal panorama, en los últimos años ha repuntado la tercerización de personal, una modalidad que trae innovaciones al mercado laboral a partir de cuidar el reclutamiento y selección; y gestión del capital humano, en especial para vacantes laborales en áreas estratégicas de las empresas.

El proceso involucra la integración y adopción de prácticas que requieren mayor tiempo y esfuerzo, pero con muchos beneficios en el largo plazo.

En Adecco contamos con estrategias de tercerización de personal que además de fomentar la formalidad laboral con alto sentido humano, te aseguran una estrategia de negocios sólida y exitosa.

Fuente: Publimetro, El Financiero, Staffing Industry Analysts, AMECH

modelo-de-tercerizacion-subcontratacion

Categorías: Outsourcing de Personal, Outsourcing de Nómina