¿Qué es la tercerización de personal?

La tercerización de personal cada vez es más utilizada por empresas mexicanas, aunque para otras todavía existen dudas sobre el tema; conoce qué es exactamente y lo que puede lograr su empresa con ella.

En todas las economías del mundo la tercerización de personal o subcontratación se ha convertido en una tendencia debido a la eficiencia y mayor rentabilidad que genera a las empresas. En términos sencillos, tercerizar significa ceder algún proceso o función dentro de una organización a una compañía externa especialista en determinada tarea. 

Esto significa que la tercerización de personal se basa en la contratación de servicios especializados de una organización a una empresa externa, que pone a su disposición empleados calificados para realizar actividades específicas, siendo en todo momento esta entidad externa la responsable de todas las obligaciones del servicio ofrecido, así como de los empleados, el contacto con las autoridades y, en general, del cumplimiento normativo aplicable. 

Es decir, la principal razón de la tercerización o la subcontratación es la reducción de recursos financieros, en tanto que la empresa subcontratada ofrece una mayor especialización en el sector. 

En este sentido, debido a que las empresas dedicadas a tercerizar son especialistas en diversos procesos de negocio, el consumidor puede disfrutar de un mejor servicio en todos los sentidos. De hecho, según el planteamiento empresarial la tercerización es una alianza estratégica que posibilita a las compañías realizar tareas que no son propias de su sector.

Hay actividades que generalmente cualquier empresa puede dar en tercerización como: el manejo de la nómina, la cobranza de cuentas de difícil recuperación, los asuntos legales, algunos procesos productivos, la investigación de mercados, la ejecución de campañas promocionales, los servicios generales de aseo, comedor o vigilancia, por mencionar algunos ejemplos.

Debido a la importancia que toma el tercero en el desarrollo del negocio, se debe buscar que el acuerdo de tercerización traspase las fronteras de la simple subcontratación para entrar en el campo de las alianzas, pues con ello se asegura un mayor compromiso por parte del contratista; además, cabe resaltar que la confidencialidad debe ser un punto clave de la tercerización, ya que se comparte información clave del negocio.

Un ejemplo muy claro de los servicios de tercerización puede encontrarse en las funciones contables, cuando una compañía que contrata a un despacho de contadores para que lleven la contabilidad del negocio y además se encarguen de otras funciones financieras; lo mismo sucede dentro del departamento de recursos humanos, cuando algunas de las funciones que desempeña éste son efectuadas por una compañía que provee servicios de cálculo, procesamiento y pago de la nómina, el reclutamiento y selección de personal y otras funciones más.

Para reforzar el trabajo formal dentro del marco regulatorio de ley se formó la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH), la cual busca respaldar a las empresas responsables y serias de la industria, promoviendo el servicio de calidad apegado a cumplimiento de las leyes.

Si bien en todos los sectores de la economía hay servicios de tercerización, la clave es identificar la empresa que va a traer más confianza y tranquilidad al negocio.

En Adecco México contamos con especialistas que cuentan con los conocimientos necesarios para poder convertirse en su socio estratégico a la hora de tomar la decisión de tercerizar.

Fuente: AMECH, UNAM, EY.

Te invitamos a descargar la guía de salarios donde encontrarás información de valor para tu área de recursos humanos:

modelo-de-tercerizacion-subcontratacion

Categorías: Tercerización de Personal