Hábitos del mal líder y cómo evitarlos

Ser un buen líder significa estar consciente de cómo tus acciones y decisiones afectan a los demás. Si un líder alienta la colaboración, la confianza y la honestidad, estas cualidades se contagiarán al resto de la organización; sin embargo, aquel que incite a la desconfianza, la ansiedad y el miedo debe tomar en cuenta que esto también se trasladará al equipo.

Para ello, Microsoft explica algunas de las conductas que un líder debe tomar en cuenta:

  1. Un líder no siempre tiene la razón. Todos en las empresas son esenciales para cumplir con los objetivos de negocio y, por lo tanto, cualquier visión de negocio quedará vacía si no cuenta con grandes empleados. En este sentido, un mal líder debe aprender a respetar y tener siempre en consideración las ideas de sus empleados, para que la organización sea lo más eficiente, productiva y rentable.
  2. Dejarse llevar a veces no es bueno. Las decisiones impetuosas y precipitadas rara vez acaban en buen puerto. Más vale tomarse las cosas con calma y premeditación. Así se evitarán errores y problemas repentinos.
  3. Negarse a delegar. Un equipo es para confiar en él, por lo que un líder debe aprender a delegar tareas y responsabilidades capacitando a sus empleados en la toma de decisiones.
  4. Interrumpir el trabajo de los demás. Los colaboradores trabajan para la organización y no exclusivamente para ti, además de que su deber no es estar disponibles las 24 horas del día. Un líder respeta el tiempo de su equipo de trabajo y, si necesita reunirse con ellos, programa entonces reuniones con antelación.
  5. No fomentar la colaboración. Muchas veces, especialmente en grandes compañías, los empleados se centran únicamente en sus tareas, sin saber qué ocurre alrededor de la empresa. Un líder no permite que eso ocurra en su negocio por lo que se esfuerza en tratar de aumentar la colaboración. De esta manera, todos sus empleados se sienten conectados entre sí.

No olvides que un líder amable y considerado hace a una compañía más feliz y con mejores niveles de desempeño.

*Contenido donado por Microsoft México.

modelo-de-tercerizacion-subcontratacion

Categorías: Coaching Empresarial