Errores al contratar personal

Entre los errores más comunes que se cometen al reclutar personal está el no contar con una planeación y acelerar el proceso ante la urgencia de contratar a un nuevo elemento.

Existen varios puntos que debes tomar en cuenta al momento de elegir un candidato; de hecho, muchas veces se pasan por alto por no parecer importantes, pero el ignorarlos puede repercutir negativamente en la empresa con pérdidas de tiempo y dinero.

A continuación, te compartimos siete errores básicos que debes evitar durante y después del proceso de contratación de personal.

1. No verificar la información del currículum o las referencias.

Que el candidato demuestre las capacidades que nombra en su currículum, no es mostrar desconfianza. Además, se debe complementar la entrevista con pruebas psicométricas, así como tomar en cuenta la personalidad y el puesto designado.

2. No identificar las necesidades de la empresa.

Antes de comenzar con el proceso de reclutamiento es importante definir las necesidades que tiene la empresa para que la búsqueda sea más específica; por ello, se tiene que trazar con claridad qué se está buscando en términos de habilidades, carácter y competencias.

3. No definir bien la vacante.

No especificar bien lo que exiges y pretendes obtener de cada vacante podría causar conflicto en el futuro cercano, ya que el empleado se encontrará haciendo algo que no se imagina. La entrevista es el momento de transmitir esta información clave para detectar el buen desempeño.

4. Generar expectativas que no se podrán satisfacer.

Falsas promesas de ascensos o aumentos futuros al comienzo de la relación laboral pueden lograr que alguien acepte un puesto y una remuneración por debajo de lo deseado; al respecto, esta es una de las causas por las que el personal tiende a durar poco, lo que significaría enfrentar a prontitud un empleado frustrado que difícilmente ponga lo máximo de sí para el negocio.

5. No hacer las preguntas adecuadas.

Muchas veces pasamos por alto las preguntas más importantes, por lo que es esencial siempre cuestionar sobre experiencias previas e indagar en la personalidad del candidato.

6. No tener un periodo de prueba.

Antes de comprometerse a largo plazo, es recomendable poner al candidato en un periodo de prueba para ver su trabajo y la adaptación dentro de la empresa. De uno a tres meses es un plazo recomendable.

7. Tener prejuicios o estereotipos.

Este es uno de los errores más graves a la hora de contratar. Su etnia, religión o creencias no deben ser un límite cuando calificas a alguien, ya que pueden ofrecer algo diferente y de valor a tu compañía.

La selección y contratación de personal puede ser un proceso en el que requieras ayuda, ya que en ocasiones sobrepasa tu área de especialización. La tercerización de personal es una solución ideal, ya que la evaluación de candidatos se deja en manos de expertos.

Mediante la tercerización se pueden obtener mejores resultados con relación a la calidad del puesto y buscar talento especializado para cada vacante. Asimismo, de esta forma podrías disminuir los despidos y la rotación de personal.

En Adecco sabemos que no existe una garantía de no cometer errores al momento de elegir un candidato para algún puesto, por eso te ayudamos a que encuentres al mejor candidato que cubra los requerimientos de tu empresa.

modelo-de-tercerizacion-subcontratacion

Categorías: Reclutamiento y Selección de Personal