Efectos de contratar tercerización fuera de la ley

Al contratar servicios de tercerización es importante que se realicen con una empresa seria que cumpla con los requisitos de ley para evitar posibles problemas en el futuro.

La tercerización es una alternativa de las empresas para solucionar problemas como la rotación o el incremento de producción. Pero es importante saber que puedes incursionar en riesgos legales al contratar los servicios de una empresa que no cumple con la ley.

Aunque no hay una cifra oficial, en México se estima que hay miles de empresas en el país que se dedican a dar servicios de tercerización, sin embargo, de todas ellas sólo 21 están dadas de alta ante la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH), las cuales cumplen con la aprobación por un despacho internacional en su código de ética, sus métodos de reclutamiento y la alineación de sus procesos legales de contratación ante la Secretaría de Hacienda y el IMSS.

Contratar una empresa de tercerización que no cumple con la ley se ha convertido en una práctica desleal para menoscabar a los trabajadores de sus derechos, a través de contratos precarios, deslindándose así del reparto de utilidades y beneficios, así como el incumplimiento de obligaciones fiscales y de seguridad social. 

La figura del outsourcing o tercerización está regulada por los artículos 15-A, 15-B, 15-C y 15-D de la Ley Federal del Trabajo, en donde las condiciones establecidas deberán cumplirse; de no ser así, el beneficiario se considerará patrón para todos los efectos y consecuencias legales, incluyendo las obligaciones en materia de seguridad social.

Además de que se presume doloso el trabajo bajo este régimen cuando, con el objeto de simular salarios y prestaciones menores, las contratistas o beneficiarias de los servicios tengan simultáneas relaciones de trabajo, de carácter mercantil o civil, respecto a los mismos trabajadores, o se trate de impedir el ejercicio de sus derechos individuales o colectivos. En este caso se impondrá una multa por el equivalente de 250 a 5,000 veces el salario mínimo general.

Antes de contratar una empresa de tercerización es importante:

  • Conocer la reputación de la empresa; por esta razón, investiga antecedentes, comentarios y las empresas que estén trabajando con ellos. 
  • Que respete y cumpla con las obligaciones fiscales y laborales.
  • Que respete el salario real del trabajador al darlo de alta en el IMSS, y que paga íntegramente sus contribuciones durante la relación laboral.
  • Que cumpla con los pagos de seguro social al IMSS y al INFONAVIT.
  • Que sea legal la contratación del personal.
  • Que pague el mismo salario acordado.
  • Asimismo, visita a las instalaciones de la empresa, ya que puede que ser una organización fantasma.

Una legislación apropiada, así como su aplicación efectiva, beneficia no solo a los trabajadores, sino también a los empresarios que buscan proveer servicios especializados de alta calidad, lo que fomentará el desarrollo económico y la competitividad de nuestra economía a niveles internacionales.

Fuente: Ley Federal del Trabajo, UNAM, AMECH.

modelo-de-tercerizacion-subcontratacion

Categorías: Tercerización de Personal