Consejos básicos de atracción de clientes para Pymes

Toda empresa necesita clientes y, aunque atraer a nuevos es primordial en toda estrategia de negocio, hay veces que resulta más rentable centrarse en los que nos son leales, es decir, aquellos con los que ya contamos en nuestra base de datos.

¿Por qué? Piensa que estos clientes ya te conocen, así que el tiempo y esfuerzo que le dedicarías a vender un servicio es considerablemente menor al que utilizarías para tratar de convencer a uno nuevo. Para ayudarte a mejorar los resultados de comercialización con este grupo de usuarios de las Pymes, te presentamos a continuación algunas ideas y consejos:

  1. Vende un servicio que tus clientes soliciten: parece obvio, pero la mejor manera de saber qué es lo que los usuarios quieren es escuchar lo que dicen; en este sentido, puedes probar a enviar algún e-mail consultando con ellos qué producto o servicio podría interesarles. Por ejemplo, si eres diseñador web es probable que muchos de tus clientes precisen de un hosting.
  2. Sé oportuno: cuando hay cambios en el mercado se abre una puerta muy pequeñita que, si eres rápido y consigues cruzar antes de que se cierre, te hará ganar una fuerte visibilidad. Por ejemplo, cuando Facebook forzó cambios en algunas fanpages, estas necesitaron nuevas imágenes para que sus páginas se vieran correctamente. Los diseñadores gráficos que estuvieron atentos ofrecieron precios especiales para crear esos gráficos. Asegúrate, por tanto, de estar atento a los posibles cambios en tu industria; solo así conseguirás oportunidades únicas.
  3. Mantente en contacto: de vez en cuando, asegúrate de mantener en contacto con tu base de datos de clientes para ver cómo están las cosas y comprobar si necesitan ayuda con algo. Conservar una buena relación con tu base de clientes es vital para el mantenimiento de tu negocio.
  4. Desarrolla productos con fuerte potencial: la mejor manera de asegurar el mantenimiento de tus clientes habituales es asegurar que tus productos cuenten con un fuerte potencial. La mayoría de las veces este potencial llega de la mano de características adicionales que se incorporan a los productos y que propician una mayor atracción de clientes. Por ejemplo, una empresa de hosting puede proporcionar también servicios de seguridad en sitios web. Cuanto más trabajes este aspecto, más oportunidades encontrarás.

¿Has tomado nota? Ahora solo te queda llevarlo a la práctica. ¡Ayúdate de Microsoft para conseguirlo!

*Contenido donado por Microsoft México.

modelo-de-tercerizacion-subcontratacion

Categorías: Reclutamiento y Selección de Personal, Coaching Empresarial