Conoce las 5 clases de riesgo del IMSS

Es responsabilidad del patrón asumir las consecuencias de los riesgos de trabajo, por lo que el IMSS los clasifica de acuerdo a diversos tipos de actividades y ramas industriales.

La Prima de Riesgos de Trabajo es una obligación ante el Seguro Social que como empresa deberás presentar cada año, con el objetivo de revisar los accidentes de trabajo que ocurrieron durante el año que recién terminó.

Es necesario cumplir con esta obligación, ya que de ella dependerán las cuotas obrero-patronales que entre empresarios y trabajadores pagan en conjunto ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Un aspecto primordial en las empresas es el adecuado cumplimiento de las obligaciones en materia de Seguridad Social, algunas de las cuales se refieren a su correcta categorización de acuerdo con su actividad en el Catálogo de Actividades para la Clasificación de las Empresas en el Seguro de Riesgos de Trabajo.

En la actualidad, las autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social se han enfocado en la fiscalización de las empresas respecto a su adecuada clasificación conforme a la actividad que realizan. 

Cuando se registra por primera vez al IMSS como patrón o cuando se cambia de actividad (art. 73 de LSS), se debe buscar en el catálogo de actividades del artículo 196 del Reglamento de la Ley del IMSS, el giro de las actividades a desarrollar, la división económica, grupo económico fracción y clase en la que encaje su actividad para que de acuerdo a eso pueda determinar la cuota por prima de riesgos de trabajo que le corresponde. 

La cuota de riesgos de trabajo está determinado por dos factores, cuya incidencia es sucesiva: por la actividad o giro de la empresa y por su siniestralidad.

Las actividades o giros empresariales están compredidos en un catálogo, dentro del cual están agrupadas en cinco categorías o clases, en razón de la mayor o menor peligrosidad que están expuestos los trabajadores: 

CLASE I       Riesgo Mínimo     0.54355%

CLASE II      Riesgo Bajo          1.13065%

CLASE III     Riesgo Medio        2.59840%

CLASE IV     Riesgo Alto           4.65325%

CLASE V      Riesgo Máximo     7.58875%

Las empresas se autoclasificarán conforme al Catálogo de Actividades y en caso contrario, el instituto las clasificará conforme a la división económica, grupo, fracción y clase que en cada caso les corresponda de acuerdo a su actividad.

Si se trata de una empresa que realiza varias actividades, no podrán disociarse para asignar clasificación y prima diferentes a cada una; sino que se clasificará atendiendo a diversos factores, entre ellos quizá el más importante, el número de trabajadores en cada una de ellas. 

De esta manera, todas las empresas tienen la obligación de revisar anualmente los accidentes que sufrieron sus trabajadores para determinar si permanecen en la misma prima, se disminuye o aumenta.

El no llevar un adecuado control de siniestralidad de la empresa puede originar que la prima de riesgos de trabajo se determine en forma incorrecta, y posteriormente se generen pagos complementarios.

En ambos casos, las diferencias en cuotas más cargos accesorios y multas, pueden ser onerosas para las empresas y resultar en créditos fiscales que incluso tuvieran que litigarse ante los tribunales.

* Fuente: IMSS, Diario Oficial de la Federación, Colegio de Contadores Públicos de México.

 

modelo-de-tercerizacion-subcontratacion

Categorías: Coaching Empresarial