Low Res JPG-iStock-654100004.jpg

¿Cómo redactar un CV si no tengo experiencia laboral?

Saber cómo redactar un CV sin experiencia laboral es un reto casi ineludible que toda persona deberá enfrentar para ingresar al mundo del trabajo.

Si bien las exigencias profesionales de un área de recusos humanos es reclutar perfiles especializados, este escenario es, al mismo tiempo, una oportunidad para poner en marcha —desde joven o en cuanto antes— las estrategias más acertadas para hacerle saber a una empresa lo redituable que serás para su organización.

Y sin importar si se cuenta o no con una carrera de largos años en una industria en específico, aquí lo que en realidad importa es la actitud. 

Volviendo al punto central: ¿cómo lograr este cometido si no se detenta un ápice de experiencia? La respuesta: aprovechando al máximo tus cualidades, competencias y habilidades; pero, sobre todo, saber comunicarlas.

1. Identifica aquello que califica para el puesto. La experiencia de muchos años en una industria no es el único factor que te vuelve potencialmente atractivo; también tu participación como voluntario en alguna organización, así como los cursos, diplomados, proyectos personales o actividades extracurriculares que hayas realizado te servirán para mostrar cuán idóneo eres para un puesto. Posteriormente, haz el ejercicio de evaluar, desde la postura de un reclutador, qué habilidades relevantes tendrías que destacar de lo aprendido para así mostrar un aspecto interesante de tu perfil.

2. Convence con hechos. Transmitir los rasgos de personalidad sin sustento alguno es lo mismo que hablar por hablar; en cambio, demuestra esta parte con ejemplos. A continuación, algunos sugeridos: “durante mi carrera fui presidente por dos años del comité estudiantil, donde ayudé a la coordinación y logística de más de 10 eventos con medios de comunicación para el posicionamiento de los trabajos de investigación de la universidad”; “laboré en diversos puestos operativos en el sector turístico para costear mi carrera, permitiéndome participar en la ejecución de procesos con proveedores, y conocer los KPI indicadores de medición de éxito del área de finanzas de la compañía”.

3. Habla el mismo idioma. Incluye las palabras clave que un reclutador o empleador de la industria a la que busques aplicar le gustaría leer en un candidato ideal; colócalas en los títulos y subtítulos, sin olvidar hacer uso de recursos tipográficos básicos como negritas o cursivas.

4. Experimenta con el diseño. Es importante sorprender con un diseño limpio, profesional y con espacio suficiente para que pueda leerse con fluidez y atención. Así, procura colocar la información de tus datos de contacto en el encabezado, seguido de tu formación académica, periodo de voluntariado o de servicio social, por darte algunas ideas, teniendo en mente el utilizar el recurso cronológico de colocar, en el cuerpo del CV, lo más nuevo en la parte superior. Recuerda no rebasar las dos hojas.

Para profundizar en el tema del diseño, aquí te dejamos una serie de Pinterest sobre curriculum vitae originales que seguro te servirán de guía visual para diagramar tu hoja de vida.

Categorías: Tips para Candidatos