Claves para retener al mejor talento

La relación de la organización con el empleado es la diferencia entre unas y otras, ya que esto puede definir la permanencia futura en su lugar de trabajo.

Todas las empresas dependen de los empleados y aunque en esta vida casi nadie es imprescindible, hay empresas que no pueden permitirse el lujo de perder a algunos empleados, pues son personas que viven la empresa, encarnan sus valores, son un ejemplo de rendimiento y saben crear un buen ambiente de trabajo.

Los tiempos han cambiado y en el caso del ámbito laboral uno de esos cambios es el impulso de las nuevas generaciones de trabajadores hacia una nueva forma de valorar las compensaciones que un trabajo les puede reportar.

La estrategia contributiva pasa por hacer de la empresa el mejor lugar posible para trabajar, y por ofrecer a los empleados otros elementos de recompensa y reconocimiento que cubran sus necesidades personales y familiares más allá de la retribución.

Si lo que deseas es retener el talento dentro de la compañía y hacer que los trabajadores se sientan cómodos realizando su trabajo, debes conocer qué tipos de beneficios puedes ofrecerles para aumentar su motivación y compromiso con la empresa.

Desarrollo personal y profesional. Ayudar al trabajador a desarrollarse plenamente. La formación dentro de la propia empresa es otra de las motivaciones emocionales a tener en cuenta.

Buen entorno laboral. Un entorno laboral sin conflictos, en los que todos saben cuál es su lugar supone un punto importante a la hora de retener talento. nadie desea trabajar en un ambiente hostil donde el equipo de trabajo no comparta opiniones ni sugerencias.

Optimizar la comunicación. Un empleado se sentirá integrado en la medida en que advierta que sus ideas, opiniones y sugerencias son tomadas en consideración. De este modo, considerará que tiene un lugar de pertenencia y que puede colaborar de forma activa en el logro de los objetivos organizacionales.

Balancear vida laboral y personal. Retener a los empleados, otorgándoles una mayor flexibilidad horaria, es otra de las recomendaciones que hacen los especialistas. Un ejemplo es el llamado home office, que permite trabajar desde casa. Otra alternativa es permitir a los empleados asistir a los programas escolares de sus hijos, brindar beneficios de guarderías para niños. Con acciones en este sentido, se acrecentará el compromiso y los empleados tendrán un balance más equilibrado entre el trabajo y su vida personal.

Incentivar de manera personalizada y/o pública. Sin duda, un buen estímulo para el empleado es la compensación. Es importante que se reconozcan sus logros, ya sea en términos de remuneración salarial o bien verbalmente, expresando frases como “en la empresa estamos orgullosos de que trabajes con nosotros”. Pero algo muy motivante es también el reconocimiento público, es decir reconocer el trabajo de alguien frente a todo el equipo de trabajo.

En Adecco te recomendamos que tomes en cuenta estas claves porque cuando un empleado se siente valorado y ve que le importa a su empresa, está más feliz y comprometido.

Fuente:  El País, Entrepreneur, KPMG. salario emocional, la clave para retener talento.

 

 

Categorías: Capacitación de Personal