aspectos-curriculum-alto-impacto.png

Aspectos básicos de un currículum de alto impacto

Una primera impresión es para siempre y aún más si de buscar trabajo se trata, pues la forma y contenido de un curriculum es fundamental para obtener el empleo que se desea.

De hecho, un currículum escrito es una herramient de venta que apoya al que ya debes tener actualizado en LinkedIn, por lo tanto, es clave para entender qué tipo de información deberá integrarse.

En este sentido, de acuerdo Career Advise, un currículum debe utilizar una tipografía profesional y clara para que sea agradable a la vista al momento de leerlo; no extenderse más de dos páginas; incluir una foto apropiada que refleje autoridad y seriedad (solo en caso de que se solicite), y describir con honestidad logros y competencias sin exagerar ningún detalle.

Así, Wanda Sevilla, directora de Spring Professional, división especializada en la atracción de profesionales gerenciales y directivos, explica que “un currículum es la oportunidad para expresar las capacidades individuales a un potencial empleador", por lo que recomienda evitar errores comunes como faltas de ortografía, un diseño poco atractivo, aficiones, información irrelevante y, en especial, que sea demasiado largo.

Por lo tanto, a continuación te compartimos detalles fundamentales que no debes perder de vista al momento de redactar tu currículum:

1. Datos de contacto: nombre, dirección, móvil, hipervínculos a redes sociales profesionales (tales como website personal o un book de trabajo).

2. Formación académica y profesional: tu carrera de vida en estos ámbitos, comenzando por el último grado obtenido y dejando de lado educación básica y media superior.

  1. 3. Competencias: una lista de habilidades soft (relacionadas a la actitud, el trabajo en equipo, capcidades de negociación o liderazgo, por ejemplo) y hard (como tu conocimiento en algún software específico para desempeñar tus tareas diarias).
  1. 4. Logros: de los trabajos anteriores, redacta en pasado y describe los logros alcanzados: “Desarrollé equipos de trabajo para la consecución de los KPI del área, teniendo como resultado…” o “Delineé los procesos de capacitación, obteniendo un alza del X% en personal entrenado".
  1. 5. Datos duros: incluye medidas objetivas y analíticas, como porcentajes y crecimientos en torno al trabajo realizado.

Finalmente, no dejes de vista que para cada oportunidad laboral a la que apliques deberás incluir palabras clave de acuerdo a la industria (lo cual significa adaptar, no mentir); por ello, vale la pena redactar diversas versiones del mismo haciendo énfasis en tus aptitudes, relacionándolas en el tipo de organización a la que estés aplicando.

Categorías: Tips para Candidatos